FILTRA LOS RESULTADOS

FILTRA LOS RESULTADOS

Marca / Fabricante
    • Puedes recibir tu pedido
    • en 24 horas
    • Catálogos Online
    • Descárgalos aquí ya
    • Crédito para instituciones
    • educativas
    • OFERTAS POR CANTIDAD:
    • DESCUENTOS POR VOLUMEN
    • ¿Pedidos especiales?
    • Solicita aquí tu presupuesto
    • PIDE TU E-FACTURA Y COLABORA
    • CON EL MEDIO AMBIENTE

FORRO DE LIBROS

Mostrando 1 - 23 de 23 artículos
Mostrando 1 - 23 de 23 artículos

Se acaba el verano y comienza un nuevo año escolar, tiempo donde los más pequeños vuelven al colegio, se reencuentran con sus amigos, sus profesores y cogen la costumbre de la rutina de nuevo, madrugar y pasar varias horas atendiendo en la clase, deseando que suene la campana del recreo o del fin de las clases para poder descansar o ponerse a jugar hasta caer rendidos. Pero los mayores también tenemos lio cuando comienza el nuevo curso. La compra de materiales, la preparación de utensilios y lo que todos temen, forrar los libros. Todos los años toca forrar libros nuevos para los pequeños, para que duren y aguante durante todo el año el desgaste de un curso escolar. Muchas son las técnicas que existen, muchos los materiales que se pueden adquirir, pero cada uno lo hace como mejor sabe y como lleva haciéndolo muchos años ya. forro de libros

Materiales para forrar un libro

Los materiales para forrar un libro no son un misterio todos lo saben, pero no está mal recordarlo, ya que siempre habrá algunos primerizos que anden un poco perdidos y necesiten algún consejo. Lo más importante es imprescindible para ello son los forros de plástico, vale tanto adhesivo como no adhesivo, el cual se encuentran en las papelerías. Los que son más finos, son más fáciles de manejar y quizás venga mejor, sobre todo para el que lo haga por primera vez. Además, no se resbala y se dobla perfectamente. Importante también tener tijeras para cortar la medida justa que necesitemos y el celo, para pegarlo a la cubierta del libro y dejarlo bien colocado. Una vez que tengamos esto, no será necesario más, no tiene más vuelva de hoja.

Pasos para forrar un libro

Una vez comprado los materiales y colocados sobre la mesa, junto a los libros, está preparado para comenzar una divertida tarde forrando libros. Pero ¿cómo se empieza? Se tiene una idea de cómo tiene que quedar, pero no tenemos la idea de cómo se tiene que comenzar a forrar un libro.

  • El primer paso es abrir el rollo de forro de plástico que hemos comprado y lo extendemos sobre la mesa o sobre alguna superficie lisa, teniendo cuidado en que no se formen arrugas. Se coloca el libro sobre el forro que se ha extendido, dejando que sobre plástico por tres de bordes de ambas tapas. Al menos un par de dedos. Es lo recomendable, porque luego eso que sobra se doblará hacía dentro y con dejar un par de dedos será suficiente para que quede bien el doblez. Pero cada uno es libre de dejar que sobre lo que crea más conveniente. Quizás un dedo, quizás tres, quizás cuatro para que quede holgado.
  • Tras ello cortamos la medida de forro que hemos considerado oportuna y que va a cubrir el libro por ambas tapas. Doblamos hacia dentro esos bordes que sobresalen y los pegamos por dentro a la tapa interior con celo. Quedará asó uniforme y recto si la medida que hemos cortado ha sido la perfecta.
  • Cerramos el libro y con las tijeras cortamos el forro de un extremo a otro del canto del libro, trazando un ángulo de unos 45 grados. Con esto la forma de las cubiertas se adaptan y no se sobresale el forro cuando el libro esté cerrado. Tras los cortes, quedará probablemente un trozo de forro que sobresalga por el lado, córtalo sin más. En este paso existe una segunda opción en vez de la explicada. En esa otra opción se coloca el libro abierto y siguiendo una línea imaginaria y con una línea imaginaria en diagonal se corta lo que sobra en el lomo del libro.
  • Una vez realizados los cortes, nos quedarán cuatro lengüetas en las tapas, dos en el borde superior y dos en el inferior. Para que quede de forma bonita, doblamos las esquinas sobre sí misma. Manteniendo la esquina doblada, robamos la lengüeta hacia arriba y fijamos ambos extremos con celo.

Y listo, preparado el libro para usarlo durante todo el curso y para que aguante al desgaste y a los trotes que le va a someter el niño. Repetimos el proceso con todos los libros y al final de la tarde seremos unos auténticos expertos a la hora de forrar libros.

Síguenos en

JUAN SOLA, S.L. COPYRIGHT © 2016. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS